Ecoweekly, el eco-activismo como parte de una vida sostenible

Las ideas expresadas en este artículo son fruto de la experiencia de Brenda Hernández como eco-activista por medio de su proyecto Ecoweekly.

Mi nombre es Brenda Hernández, soy la creadora de Ecoweekly, licenciada en diseño textil y moda y desde 2016 llevo un estilo de vida ecofriendly. Cuando comencé pensé que sería difícil transformar desde cero todos los aspectos de mi vida; ya que no conocía nada sobre productos o hábitos conscientes y mucho menos de lo que era el eco activismo. 

Conforme pasó el tiempo y empecé a dominar mis acciones individuales relacionadas al uso responsable de recursos naturales, no generar residuos o usar productos respetuosos con el planeta; me di cuenta que no era suficiente. Había decisiones fuera de mi rutina individual que también causaban un efecto negativo en mi entorno. Por lo cual tendría que manifestar mi inconformidad y abogar por el ecosistema al cual también pertenezco. 

Sobre eco-activismo

Por lo general pensamos que por vivir en una ciudad no somos parte de un ecosistema. Pero, la realidad es que aunque nos hemos enfocado en pavimentar todo espacio verde y libre para urbanizarlo; aún hay espacios vivos que funcionan como hogar de muchas especies incluso dentro de las ciudades que tienen un papel medioambiental importante. 

Mi postura ante las causas que he apoyado no han sido únicamente por la afectación que esta tenga o no conmigo. Sino también como acto de empatía y apoyo a los seres vivos con los que coexistimos y sufrirán incluso en mayor grado las consecuencias; cuando comiencen obras o venga la ola de residuos sobre sus hogares. 

Llevar un estilo de vida ecofriendly no es solo cuidar que lo que usas, compras o haces no le afecte a la naturaleza. Se trata de replantear tu papel como ser vivo dentro de ella y ser su portavoz defensor; sin importar el lugar en el que te encuentres. Sabemos que hay muchas acciones de nuestro pasado que no podremos dar marcha atrás. Pero si está en nuestras manos hacer una diferencia en cuanto al futuro es importante alzar la voz y luchar por ella. 

Ser une Ecowarrior

Ecowarrior es la palabra con la que más me gusta definir lo que hago. Como bien menciono, estos cambios y este estilo de vida conlleva una lucha constante por replantear nuestro papel y del entorno al que llamamos hogar. Entendiendo así que no somos dueños de la naturaleza, sino parte dé y nuestra obligación al vivir en ella es respetarla. No desafiarla ni poseerla. 

Informarnos siempre será la mejor herramienta para exigir y hablar por ella. En su mayoría los intereses económicos o políticos serán nuestros adversarios. Pero incluso sabiendo esto, podemos abogar no solo por nosotros y los recursos naturales involucrados; sino también por el derecho a un futuro saludable y digno para las siguientes generaciones. Ya que su bienestar también se ve comprometido por las acciones del presente y que aún estamos en posición de mitigar y revertir. 

Dejemos de lado esa terca comodidad y ambición que ha hecho que lleguemos hasta este punto donde la naturaleza y sus recursos se han vuelto un lujo y no un derecho; como debería de ser. Estamos a tiempo de poder hacer frente a la crisis climática; a la cual nosotros mismos nos hemos llevado, y así alterar el futuro que pondría incluso en peligro nuestra propia existencia. 

#YoProtejoElHumedal

#YoProtejoElHumedal no ha sido solo una batalla más para mí en cuestión de medio ambiente. Ha sido una lucha de activismo también por mi identidad como originaria de Xochimilco. Ya que atenta contra nuestra herencia cultural que desde su origen era sustentable mediante su sistema de cultivo en chinampas y comunicación de canales. Los Humedales son parte de este ecosistema ancestral que de perderse estaríamos hablando de un incremento en temperatura para toda la Ciudad de México. Además de aumento de inundaciones en la zona y de la perdida de un hogar transitorio de aves migratorias y de especies locales; que vienen anualmente desde Canadá para resguardarse del frío.

No podemos trasplantar los ecosistemas como si fueran plantas. La naturaleza es sabia y los ecosistemas crecen y permanecen en un territorio porque así fueron definidos. Dejemos de ir contra corriente y replanteemos mejor nuestras acciones y las consecuencias que estas han traído. Peleemos por medio del activismo por una justicia ambiental para todos y aunque comencemos con pequeñas acciones; apuntemos a grandes cambios. Aún si estos involucran acciones fuera de casa. ¡Alcemos nuestras voces y salgamos a las calle a manifestarnos! 

Fotos por Ecoweekly

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.