VIBRA DEL MES: ACCIÓN AMBIENTAL

Para darle la bienvenida al décimo mes del año, quisimos enfocarnos en un tema que engloba nuestros valores y objetivos como empresa: la acción ambiental.

Mientras más en tendencia se vuelve la sostenibilidad, más empiezan a surgir proyectos, campañas y promesas para hacer cambios positivos a favor de la Tierra que solo se quedan ahí; en promesas. Desde hace mucho tiempo llegó la hora de demostrar con acción tangible la pasión que tenemos por nuestro Planeta.

La acción ambiental se refiere a actividades enfocadas en lograr mejores condiciones de vida para las generaciones actuales y futuras. Esto colaborando para disminuir la degradación global del planeta. En ninguna parte de su definición habla sobre el ser perfectos. El querer ser ambientalistas perfectos nos lleva a convertirnos a nosotros mismos en nuestro peor enemigo. Lo mejor que puedes hacer por el Planeta es empezar en tu etapa más imperfecta. No esperes a ser experte en procesos sustentables o conocer todas las tiendas a granel de tu ciudad. Empieza como eres, en donde estás y con lo que tienes. 

Con tanta saturación de datos duros, fotografías impactantes y confusión acerca de cuales son las mejores eco alternativas, es completamente normal sentir frustración e impotencia. A todos nos pasa. Ese sentimiento de querer cambiar las cosas de una vez por todas para revertir todo el daño que le hemos causado al Planeta, nos invade a todos los que acabamos, por una razón u otra; leyendo esta reflexión. Si algo queremos que te lleves de este texto es que no estas sole en esta lucha. Aunque a veces sientas que vas contra corriente o que las personas a tu alrededor te perciben como su amigue hippie, absolutamente todos los pequeños cambios qué haces, valen la pena. 

Una acción vale más que mil palabras. 

Empieza leyendo, platicando, preguntando. No importa con qué decidas emprender tu vida de acción ambiental, el chiste es dar el primer paso. El mundo necesita a millones de ambientalistas imperfectos más que a uno solo que haga todo a la perfección. La tierra es nuestro hogar: nos da vida, nos da comida, nos da aire; nos da todo. Dejemos de pensar que somos más sabios que la naturaleza. Todo lo que sube baja y todo lo que consumimos vuelve de alguna manera a su origen. Cuestiona tus hábitos y reflexiona sobre el efecto que tiene cada uno en el mundo. 

Toda acción tiene una consecuencia. Es nuestra decisión que tipo de huella queremos dejar, una huella ambiental o una huella de cambio positivo. 

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.