Nuevos Destilados Mexicanos

Existen bebidas ancestrales que durante años han formado parte importante de la herencia cultural mexicana. Pero, en los últimos años han surgido nuevos destilados mexicanos que se nutren de dichas tradiciones o de ingredientes locales y reinventan la industria de las bebidas en el país. 

Licores y destilados de ingredientes nacionales, de comercio justo e historias familiares o de comunidades trabajando en conjunto; son el común denominador de estas marcas. 

Chilcuague 

En la Sierra Gorda y la Sierra de Álvarez crece una raíz endémica que durante siglos se ha consumido por los pobladores de la región. Se le adjudican propiedades curativas desinflamatorio, antiséptico, ayuda a la cicatrización y fortalece el sistema inmunológico. Además, abre las papilas gustativas. Razón por la que también se emplea en gastronomía, razón por la cual se emplea en la elaboración de Salsas 

Chilcuague es un destilado de agave azul que recibe su nombre de esta raíz. La bebida data de 1964, cuando una familia decidió mezclar esta raíz con su destilado favorito. La receta que inició en San José Iturbide, Guanajuato ha sido pasada de generación en generación. Esta bebida se elabora a partir del mismo agave que el tequila. posteriormente se agrega la raíz, con la cual también se envasa. Si bien se trata de un destilado blanco, la raíz le da un color dorado. Lo más interesante de esta bebida es la sensación de adormecimiento que ocasiona en lengua, boca y labios. Esto ayuda a intensificar los sabores de alimentos con los que se pueda acompañar este nuevo destilado. 

Tsö

Se le llama licor a la combinación de algún destilado con ingredientes de origen vegetal, principalmente flores y frutos. Estos ingredientes se pueden agregar al líquido por maceración, infusión o durante la destilación cuando aún es un fermento. Suelen ser bebidas dulces que van de los 15º a los 50º de alcohol.

Tsö es un nuevo destilado que inicia en Ecatepec de Morelos. Se elabora de manera artesanal a partir de caña de azúcar, se realiza un fermento con el jugo de esta y posteriormente se macera con bugambilia, rosas y hierbabuena. Después, se destila dos veces, dando como resultado un líquido oscuro, aromático y con notas frescas. Se puede tomar derecho como digestivo o se puede mezclar con una carga de café espresso a modo de carajillo.

Corajito

El Carajillo es una clásica bebida que suele pedirse como digestivo después de la comida. En México lo más común es pedirlo con una carga de espresso y algún digestivo, puede ir directo en las rocas o chequearse antes. Esta receta y la gran calidad de café que se produce en nuestro país, fue lo que inspiró a Don Carlos a iniciar Corajito. 

Se trata de un licor de café elaborado a partir de una base de licor de cítricos, hierbas y especias. Al mismo tiempo se elabora una extracción en frío de granos de café de la región de Chiapas, los cuales crecen de manera orgánica y son resultado de comercio justo con productores locales. Una vez listos, ambos líquidos se mezclan para crear Corajito. Actualmente cuenta con dos etiquetas: clásico y avellana. Al igual que el carajillo, se puede tomar en las rocas o chequearse antes de servirlo para producir una deliciosa espuma. 

Nixta

La Destilería y Bodega Abasolo nace de la búsqueda por honrar al maíz y su relevancia en nuestro país. Desde su fundación ha elaborado destilados a partir de él, empleando a la comunidad de Jilotepec de Abasolo, México. Nixta es una de sus etiquetas, se trata de un licor de elote que se elabora en esta población. 

Para este nuevo destilado, se usa el Cacahuazintle como base. Esta variedad de maíz se obtiene de los valles altos a faldas del Nevado de Toluca. Se usan cacahuazintles tiernos y maduros. El elote tierno se macera y se prepara para obtener su sabor. Por su parte, el maduro se nixtamaliza para obtener un mosto dulce y el alcohol necesario para el producto. Todos estos procesos se realizan a más de 2,000 metros sobre el nivel del mar.

Ancho Reyes

Puebla cuenta con un rico acervo gastronómico. Muchos de los platillos que forman parte de la culinaria mexicana reconocida a nivel mundial, tienen origen o se fortalecieron en este estado. Las cantinas son también una importante muestra de su cultura gastronómica. En puebla es común encontrar menjurjes, que son licores caseros de recetas originales. El chile poblano es un ingrediente base en algunos de esos platillos, y también en una bebida particular. 

Para la década de 1920, era común encontrar artistas e intelectuales en las cantinas del Barrio del artista, donde se consumían los menjurjes. Entre ellos estaba uno de chile ancho -chile poblano seco- que era muy popular. Ancho Reyes toma ese menjurje como inspiración para honrar la tradición poblana con dos etiquetas: Ancho Reyes y Ancho Reyes Verde. Ambos se producen de manera artesanal con técnicas tradicionales y ancestrales usando chiles de la región. 

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.