Clean beauty y Cleanwashing: maquillaje con ingredientes naturales

Foto portada: Teia Cosméticos

Cremas anti-edad, rutinas de 20 pasos, productos con listas eternas de ingredientes químicos son cosas del pasado. La macro-tendencia de consumo consiente dio fruto al término Clean Beauty que ha demostrado ser un llamado más a la transparencia y la sostenibilidad. Normalmente, al comprar un cosmético “limpio”, lo asociamos con palabras como natural, orgánico, verde, ecológico, biodegradable; pero ¿Qué significa realmente que un producto sea clean beauty? ¿de dónde viene el término y cómo podemos reconocer cambios sinceros dentro de un mundo de green, (o clean) washing?

Clean Beauty explicado

Cuando hacemos un análisis de las tendencias mundiales de comportamiento de un consumidor en 2020, nos damos cuenta que las compras responsables o conscientes han llegado a todas las industrias para revolucionar no sólo productos, si no procesos, estrategias de comunicación, empaque y filosofías empresariales. La industria de productos de belleza no fue una excepción a esta demanda por honestidad, transparencia y trazabilidad.

Existen dos factores que detonaron el cambio hacia el Clean Beauty.

UNO

Los consumidores empiezan a buscar productos de wellness más que de belleza. Buscan desintoxicarse en todos los sentidos. Quieren más información, son más curiosos y saber exactamente lo que están consumiendo, cómo debe de ser. 

Dos

La generación millenial y Z quienes empujan este cambio, están mucho más conscientes acerca de el efecto negativo de la contaminación ambiental y los químicos tóxicos en su piel. En lugar de querer borrar marcas de edad con productos que tienen una lista de ingredientes enorme, ahora quieres proteger, nutrir e hidratar tu piel con productos que tengan ingredientes naturales y saludables para ellos y para el Planeta.

El termino Clean Beauty no tiene una definición universal ni exacta. Es un movimiento no regulado. Al ser un nuevo concepto, no existen reglas para poder denominar a un producto “limpio, sustentable, o natural”. Las marcas pueden usar esas palabras sin repercusiones, lo cual nos pasa mucha responsabilidad a nosotros, como consumidores, de ver más allá de esas palabras clave y las etiquetas verdes con florecitas.

El término no es lo único con regulaciones vagas. Han surgido varios debates acerca de la prohibición de ingredientes químicos en productos de cosmética. En la Union Europea, se prohibieron al rededor de 1,000 químicos de los cuales solo 11 están prohibidos en Estados Unidos. Por ley, los cosméticos en Estados Unidos, NO necesitan ser aprobados por la FDA para entrar al mercado, así que si una marca tiene los requerimientos mínimos de higiene, pueden usar básicamente cualquier ingrediente en sus cosméticos.

Cleanwashing

Al no existir regulaciones en el uso de palabras como natural, no-tóxico, verde, o ecológico, estas pueden ser utilizadas de manera deshonesta. Parecido al Greenwashing, el Cleanwashing es el uso completamente no regulado de la palabra limpio con objetivos meramente mercadológicos.

Una vez más, las etiquetas son nuestras mejores amigas.

El simple hecho de leer la etiqueta de tu producto puede cambiar tu perspectiva por completo. Puede ser que te sorprendas de los buenos ingredientes que tiene tu producto, o que descubras que contiene tóxicos que puedes evitar. Te compartimos nuestros mejores tips para leer tu etiqueta.

Hay una regla que nos encanta y nos ayuda para hacer una copra más consiente. Una luz roja puede ser que tu producto tenga más de 10 ingredientes y que además no reconozcas la gran mayoría de ellos.  

Cuando tengas la lista de ingredientes frente a ti, puede ser confuso saber qué es bueno y qué es malo. Te recomendamos siempre buscar ingredientes que suenen lo más naturales posibles y tratar de evitar estos 3 químicos.

Parabenos: Este ingrediente es un preservativo. El problema es que imitan el estrógeno en nuestro cuerpo y esto puede causar problemas de tirodes, desbalance hormonal y cáncer.

Fragancias: Al utilizar esta palabra las marcas pueden englobar hasta 3,000 ingredientes sintéticos y químicos. No tienen que decir que son porque se considera parte de su “formula secreta” así que irónicamente, pueden esconder muchos secretos bajo esta denominación.

Sulfatos: Los sulfatos es lo que hace que tus productos tengan una cantidad hollywoodesca de espuma. Es un ingrediente que deriva del petróleo la mayor parte de las veces y esta considerado como un ingrediente cancerígeno por la FDA.

¿Qué podemos hacer?

Entre más claro tengamos que el concepto de Clean Beauty es extremadamente subjetivo, más fácil podremos encontrar productos que realmente sean lo que buscamos. Para facilitar este proceso, aquí te dejamos 4 tips.

Cuando un producto dice que es clean beauty, debemos buscar que:

1. Sea seguro y no tóxico para el planeta y para tu cuerpo. Esto significa que tenga ingredientes naturales. 

2. Buscar que si dice orgánico o libre de crueldad animal, (que son dos términos que si están un poco más regulados), tenga certificaciones que lo avalen.

3. Tratar de elegir productos que sean sustentables desde sus ingredientes hasta su empaque. Recuerda que todo regresa a su origen. Entre más natural, más fácil será reintegrar todos los elementos al Planeta de manera saludable.

4. Se curiosx. Pregunta. Investiga. Checa la etiqueta de tu producto y si puedes, checa el sitio web de la marca para tener más información.

Marcas que amamos con ingredientes naturales 💚

1.Burts Bees

2. Teia Cosmeticos

3. Milk Makeup

4. Ere Pérez

5. Ahal Bio

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.