Moda ética en Latinoamérica

Son cada vez más las marcas que se preocupan por desarrollar planes de sustentabilidad. Desde la obtención de materia prima, los procesos de teñido y confección y hasta los empaques, es muy común encontrar acciones que buscan apoyar al medio ambiente. Pero la sostenibilidad no habla sólo de acciones sustentables. Es también importante pensar en acciones que lleven a las marcas a la moda ética. 

La moda ética es aquella donde las marcas tienen prácticas sociales y labores humanas. Estas acciones pueden ir desde el pago justo, condiciones laborales dignas, respeto a las colaboraciones y transparencia en el origen de sus diseños. 

Es de suma importancia establecerse como una marca de moda ética, aún más cuando se trabaja en colaboración con artesanos y/o comunidades indígenas. En Latinoamérica la riqueza cultural y las técnicas artesanales de los pueblos originarios crean un ambiente óptimo para la colaboración con marcas locales de moda. 

Estas marcas, conjuntan la sabiduría y trabajo ancestral con diseños contemporáneos y reinterpretaciones que ayudan a llevar técnicas artesanales a mercados globales. Enlistamos cuatro de nuestras favoritas en Latinoamérica. 

Amor & Rosas

Esta es una marca mexicana que incorpora diferentes técnicas de bordado a diseños contemporáneos y fáciles de usar. En su oferta puedes encontrar desde básicos como chamarras, playeras, blusas y camisetas; hasta vestidos de ocasión y túnicas. Trabajan de la mano de mujeres artesanas en diferentes municipalidades de México. Además de apegarse a principios de sustentabilidad con la experimentación de textiles ecológicos, se establece como una marca de moda ética. 

Amor & Rosas paga al menos un 20% más a las artesanas por el trabajo que elaboran en colaboración con la marca. Promueven una línea de transparencia entre la producción y el consumidor, colocando en sus etiquetas no sólo la información técnica de la prenda sino también de la persona que la elaboró y la técnica artesanal empleada. Además de proveer de un sueldo justo a mujeres artesanas, Laura Melendez crea vínculos con ellas, enseñándoles a llevar sus finanzas y vocación de manera formal y responsable. Amor & Rosas no sólo busca el crecimiento económico y profesional de estas comunidades, también a través de su labor preserva técnicas de bordado que podrían desaparecer.

Verdi

Este es un estudio textil colombiano que basa sus productos en tres principales pilares: moda, interiorismo y arte. Su principal característica es la elaboración de textiles tejidos con fibras metálicas, en ocasiones mezcladas con orgánicas de origen animal o vegetal. Los textiles y piezas pueden ser desarrollados en telares de pedal o tejido de gancho. Verdi cuenta entre sus procesos sustentables el empleo de teñidos naturales en sus fibras orgánicas. Esto no sólo cuida al medio ambiente, también evita que las personas involucradas en el proceso se sometan a tóxicos químicos. Además cuentan con estrategias para aprovechar al máximo los residuos, ya sea empleando los orgánicos en proyectos de la misma marca o donando los metálicos como el cobre a artistas locales. Además, el proceso para obtener algunas de sus fibras naturales está pensado para evitar la deforestación, extrayendo sólo parte de la planta que no dañe su crecimiento. 

Como marca de moda ética, Verdi trabaja con 18 familias pertenecientes a una comunidad de campesinos de Santander. Ellos son los encargados de extraer y procesar sus principales fibras, las cuales se traducen a tejidos en su taller de Bogotá. Sus colaboradores en Santander son quienes intervienen en el proceso del teñido, en el cual se está trabajando para capacitarlos sobre el tema y que el conocimiento les sirva no sólo para su trabajo con la marca. Además del acuerdo comercial, cuentan con iniciativas que donan el 15% de los ingresos de la marca a comunidades en Santander y el Amazonas. Por último, encabezaron junto con 10 marcas una iniciativa que busca apoyar a más de 800 familias de artesanos que vieron afectada su economía durante la pandemia. En sus etiquetas pueden encontrar también la información sobre él o la tejedora involucrada en el proceso de elaboración de la pieza.

Siblings Army 

Si bien son muchos los países en Latinoamérica que se pueden reconocer por sus textiles artesanales, Perú tiene un lugar especial en el mapa. Esto fue lo que cautivó a las hermanas Kina y Lele a su llegada al país para iniciar Siblings Army. En su sitio web relatan sobre cómo conocieron los Aguayos, textiles tradicionales peruanos responsables de que decidieran quedarse en el país. Estos se han transmitido durante generaciones de padres a hijos y reflejan elementos de la cultura Inca. 

Desde entonces Siblings Army trabaja como una marca de moda ética colaborando con artesanas textiles, especialmente con mujeres de Willoq. Sus teñidos se realizan con ingredientes naturales y sus colecciones van más allá de la temporalidad. Las piezas se suman a su catálogo y pueden sufrir algunas modificaciones para adaptarlas a diferentes gustos y necesidades. 

NI EN MORE 

Más que una marca de moda se trata de un proyecto de desarrollo social que involucra activismo, moda y arte. Su nombre es la mezcla de español, inglés y noruego y significa Ni una más, inspirado en el poema de la fallecida activista mexicana Susana Chávez Castillo. La marca inició como un deseo de apoyar a las mujeres de Ciudad Juárez, conocida por su alarmante índice de feminicidios. Las artistas Lise Bjorne, Jane Terrazas y la activista Verónica Corchado están conscientes que si bien puede resultar muy difícil resolver un problema tan arraigado como este, se pueden tomar acciones que apoyen a las mujeres en la región. 

Es por esto que NI EN MORE busca proveer de independencia económica a mujeres para así brindarles mayores oportunidades de decisión. Las prendas creadas por la marca son realizadas bajo un esquema de moda ética, con salarios justos y además procesos sustentables. Sus teñidos se desarrollaron en conjunto con Cara Marie Piazzas y hacen uso de elementos orgánicos de Chihuaha. Entre los planes de la marca está consolidar el Estudio Raramurí, un espacio en medio de esta localidad que pretende ser autosuficiente. Esto significa que será administrado y trabajado por mujeres de la comunidad. 

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.