Desechables y Restaurantes en la nueva normalidad

Texto en colaboración con Efecto Capital
Cover: Anshuman Ghosh

En la Ciudad de México, los restaurantes regresaron a operación bajo la nueva normalidad el 01 de julio. Se redujo el aforo, se tomaron estrictas medidas sanitarias e incluso la música desapareció. Por disposición oficial, aquel restaurante que no siguiera estas indicaciones, sería clausurado. Pero es importante hablar del uso de desechables que se emplean en estas nuevas medidas sanitarias, en orden de intentar evitarlas. 

En el restaurante

Empecemos por cómo es nuestra llegada al restaurante. El uso de cubrebocas es obligatorio, en el ingreso se tomará la temperatura y en algunos casos se realizará una pequeña encuesta, los grupos no pueden ser mayores a cuatro personas. Después se invita a lavarse las manos, colocarse gel antibacterial y en algunos casos pasar por una cabina. Una vez en la mesa, algunos restaurantes entregan una bolsa de papel o plástico para guardar el cubrebocas. Sólo se permite no usarlo mientras se encuentra en la mesa. 

Una vez en el restaurante podrás observar que algunas mesas cuentan con algún tipo de bloqueo para conservar la distancia. Este puede ir desde un letrero, bandas de papel o alguna instalación. En el caso de aquellas destinadas a comensales, se debe indicar cuando fueron sanitizadas, esto también con un letrero o bandas de papel que pueden llegar a ser desechables 

A partir de ahí llegan los servicios: platos, cubiertos y servilletas de papel. En este último caso los cubiertos y la servilleta se pueden entregar en una bolsa, también de plástico o papel. Cada cambio de cubiertos implica otro paquete de cubiertos y servilleta en una bolsa. En muchos casos el menú es un código QR adherido a la mesa o impreso en un papel. Hay quienes aún manejar menús físicos, uno por mesa y algunos desechables. Tanto en el caso del código QR impreso o del menú desechable, lo más probable es que terminen en la basura después de tu visita. 

Al momento de pagar la cuenta, si se desea hacerlo en efectivo, lo más probable es que el dinero se entregue en una bolsa, de plástico o papel. La cual será desechada. En todo momento verás al personal con cubrebocas, careta y guantes. Los guantes se deben desechar cada hora y se sanitizan o se lavan en todo momento. 

A domicilio

Si deseas pedir a domicilio de algún restaurante es más que seguro que irán implicados desechables. Por disposición oficial no se pueden entregar bolsas plásticas de un solo uso desde principio del 2020, pero así sea bolsa biodegradable o de papel, termina por ser desecho. Aún así, y aunque prefiramos un restaurante que sabemos sus desechables son de cartón o papel, se usa plástico para emplayar los líquidos: salsas, sopas, bebidas y cócteles. También los alimentos para congelar vienen en plásticos que permiten sellar al vacío la comida. 

No se trata de no consumir a los restaurantes locales. Recordemos que el sector gastronómico es un importante motor económico para nuestro país y una gran fuente de ingresos. Pero prefiramos aquellas opciones que ayuden a nuestra economía local y al planeta. 

Colectivo Tlacuache / Amaya

¿Cómo reducir el uso de desechables en el restaurante?

En el caso de decidir visitar un restaurante. Podrías guardar tu cubrebocas en alguna bolsa de tu ropa o bolso de mano, donde sabes que no tendrá contacto con alguna otra cosa que lo contamine. En cuanto a los cubiertos, lo ideal sería llevar los propios, pero con el hecho de no pedir más de los necesarios ya es una gran ayuda. Intenta utilizar de principio a fin los mismos cubiertos. Si el menú viene en código QR escanéalo sin tocarlo, o bien, si ya conoces el menú del lugar, no es necesario que lo veas de nuevo. Prefiere pagar con tarjeta, el personal es muy cuidadoso con la terminal y la desinfectan después de cada uso. 

¿CÓMO REDUCIR EL USO DE DESECHABLES a domicilio?

Si tu opción es pedir a domicilio, de entrada intenta evitar las apps tradicionales. Además del obvio uso de desechables, hay un tema actual con la comisión que cobran a los restaurantes por disposición del gobierno. Prefiere aquellas plataformas de grupos restauranteros donde sabes que el trato es justo y sin tantos intermediarios, Colectivo Tlacuache es un buen ejemplo. También puedes llamar directo al restaurante y preguntar si tienen servicio a domicilio, ellos pueden indicar la opción que más les conviene.

Colectivo Tlacuache / Lardo

Si el restaurante queda cerca de dónde estás, lleva tus recipientes. Puedes llamar para hacer tu pedido y comentarles qué te gustaría pasar para evitar los desechables. En la mayoría de los casos no deberían tener mayor problema. Recuerda también no pedir más de lo que necesitas. Si tienes cubiertos en casa, no pidas más. Lo mismo con las servilletas y condimentos. 

Sí, en estos momentos lo más importante es cuidar de nuestra salud. Pero sin olvidarnos de cuidar también nuestro planeta. La economía local nos necesita, busquemos alternativas que nos permitan vivir esta nueva realidad consumiendo a los restaurantes locales, y evitando los desechables para no dañar más al medio ambiente.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.