Sitopia, el lugar de la comida

Fotografía por Mafer Leduc

¿Alguna vez te has preguntado cómo llegó esa fruta o vegetal a tu plato? ¿Cómo creció? ¿Dónde creció? ¿Cuánto tiempo le tomó? ¿Quienes intervinieron en su crecimiento? ¿Se “cuidó” con productos químicos? La realidad es que muchos de nosotros simplemente vamos al supermercado y tomamos lo que necesitamos directo de refrigeración, tal vez empacado en plástico, y no vemos más allá de ese punto. Sitopia es un proyecto que busca crear huertos urbanos que solucionen la problemática antes mencionada. 

Todo inició cuando Scarlett Dergal se empezó a preocupar más por su alimentación y el origen de sus ingredientes. Empezó a aprender cómo la injusta cadena de comercialización beneficia poco al productor del campo y concentra todas las ganancias en las grandes cadenas. Además de la falta de información sobre el proceso de cultivo al cual fue sometido el producto y la problemática que implica su transporte. 

Fue así cómo decidió experimentar con huertos urbanos, en los que la gente además de poder adquirir productos orgánicos, pudiera involucrarse en los procesos. Sitopia significa el lugar de la comida, y esa es su intención, ser el origen del alimento en las cocinas de la Ciudad de México. 

La dinámica funciona de dos maneras: puedes solicitar un huerto en casa o puedes adquirir una canasta semanal visitando alguno de los huertos de Sitopia. En la primera, se recomienda contar con un espacio que reciba 5 horas o más de sol diarias. Se contacta al proyecto y se solicita asesoría. Ahí te pueden comentar sobre lo que mejor te convenga, el tipo de hortalizas a sembrar y cómo cuidarlas. La intención es dar acompañamiento al huerto hasta que este sea autosuficiente. 

En la segunda, se cuenta con un huerto en la colonia Roma y otro en la Condesa, los cuales están abiertos una vez a la semana al público. La intención es adquirir una canasta, la cual se llena con productos del huerto, además de huevo y cremas de semillas, y se lleva a casa. La intención aquí es que los desechos regresen en la misma canasta para poder ser compostados y así cumplir con un ciclo natural. 

El visitar o tener un huerto es toda una experiencia. Puedes conocer el proceso que llevan ingredientes a los que probablemente estamos familiarizados pero desconocemos su origen. También está el ecosistema que se forma naturalmente, conocer las plagas que existen en las plantas, los insectos o aves que las regulan y el cuidado natural y manual de las hortalizas. Y por último, se conocen y adquieres variedades vegetales que no se encuentran disponibles de manera comercial.

Sitopia instaló también un huerto en una casa hogar para niñas. Aquí ellas se involucran en el proceso y ven el desarrollo de los alimentos que posteriormente consumiran. Para Scarlett esto es muy importante. El aprender sobre agricultura no sólo te da herramientas para producir alimentos, te enseña sobre paciencia, sobre procesos, sobre tiempos y a llevar una sana relación con el medio ambiente y la tierra. 

El objetivo de Sitopia es continuar produciendo huertos urbanos en la ciudad. Lo ideal es que no se deba viajar más de un kilómetro para conseguir los alimentos. Por esto, se debe convertir en una red de huertos que no sólo alimenten a la población, sino que también favorezcan la creación de microecosistemas que ayuden al medio ambiente. 

El conocer el origen de nuestros alimentos no sólo nos ayudará a tener una mejor relación con nuestros cuerpos, también con el medio ambiente y los demás seres vivos que lo integran. Además, de favorecer en la reducción de desechos plásticos derivados del empaque. 

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.