Vibra del mes: Julio sin plástico

¿Alguna vez has escuchado hablar de plastic-free july? ¿Te suena como algo imposible? El reto de julio sin plástico se celebra cada año desde el 2011, con el objetivo de reducir la cantidad de residuos, en especial plástico, que generamos. Tan sólo en el 2019, estimaron que 250 millones de personas alrededor del mundo se unieron al reto desde 177 países. Al estudiar los comportamientos de los participantes del reto, se dieron cuenta que las personas redujeron un promedio de 23 kg de residuos en un año, más o menos un 5%. También han contribuido a evitar la generación de 825 millones de kilos de plástico cada año.

Pero algo aún más impresionante del reto es que el 90% de las personas que lo completan hacen cambios que se convierten en hábitos y un estilo de vida más sustentable. Es por estos logros que la iniciativa ha ganado varios premios a nivel internacional, como el Environmental Action Award otorgado por las Organización de las Naciones Unidas y el Infinity Award en el 2018. 

Rebecca Prince-Ruiz comenzó esta iniciativa con un pequeño equipo del gobierno local en Australia Occidental, sin tener idea que llegaría a ser una de las campañas con más influencia a nivel mundial. La campaña ha crecido tanto que se fundó el Plastic Free Foundation en 2017, cuyo objetivo es continuar con su propósito y seguir inspirando a millones de personas a eliminar el plástico de su vida.

El plástico

Seguramente has escuchado mucho sobre el plástico y sabes que malo puede ser, pero tal vez no entiendas bien el por qué. El plástico fue una gran invención hace unos 70 años, y revolucionó la manera en la que vivimos. Es un material que nos permitió almacenar y distribuir comida, productos químicos y de limpieza y cuidado personal, entre otros; de manera segura y eficiente. El plástico de un solo uso nos facilitó la vida, ya que podemos simplemente tirar el envase, sin preocuparnos de lavarlo o regresarlo. Está hecho para durar mucho tiempo y su producción y reciclaje requiere menos energía que la del vidrio, por ejemplo.

Sin embargo, el problema es justamente que dura demasiado tiempo, todo el plástico que se ha producido desde que se inventó, sigue existiendo y seguirá existiendo por cientos de años más. Se estima que se han producido 8,300 millones de toneladas de plástico y se han generado más o menos 6,300 millones de toneladas de residuos plásticos. De las cuales, casi 80% se encuentra en basureros a cielo abierto o en la naturaleza. Más o menos unas 10 millones de toneladas de plástico acaban en el océano cada año, y para el 2050 habrá más plástico que peces en el agua si no hacemos algo al respecto.

Nos hemos acostumbrado a simplemente tirar las cosas que usamos; por ejemplo, se compra un millón de botellas de plástico cada minuto. En el tiempo que te tome leer este artículo, se vendieron unas 10 millones de botellas de plásticos y de esas menos del 50% se recicla, y de las que sí se recicla sólo el 7% se convierte en una botella nueva.

El plástico en la naturaleza es muy dañino, ya que afecta tanto la flora como la fauna de distintas maneras. Seguramente has visto los videos de los pájaros atorados en aros plásticos de un six pack de cerveza, o las tortugas con popotes en la nariz, o hasta peces que están llenos de plástico. Todo esto es impactante y definitivamente razón suficiente para dejar nuestra adicción a este material. Si esto no te convence, también hay que pensar en nuestra propia salud. El plástico nunca se degradan al 100%, pero si se hacen pedazos muy pequeños llamados microplástico. Estos microplásticos ya están en todas partes, incluyendo la comida que consumimos día a día, especialmente en pescados y mariscos. Todavía no sabemos cómo nos afecta consumir tanto plástico, pero definitivamente no es nada bueno. 

Otro problema del plástico es que se crea a partir de derivados del petróleo. El petróleo es un combustible fósil altamente contaminante para la atmósfera, tanto en su extracción como en un refinamiento y en la creación de otros productos como la gasolina y el plástico. Los combustibles fósiles contribuyen al cambio climático, y el plástico es un producto intensivo en carbono; es decir, que tanto en su producción y transporte como en su disposición, emite grandes cantidades de Gases de Efecto Invernadero. Solamente en el 2015, se calculó que los plásticos a nivel mundial emitieron 1.8 mil millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, lo equivalente a las emisiones de 510 millones de coches en un año. 

Todo suena muy impactante, ¿pero qué puedes hacer tú?

Este julio, te invitamos a unirte al reto de no utilizar plástico de un solo uso en todo el mes. Podrá sonar imposible, lo sabemos, pero en realidad no tiene por qué ser tan difícil. No te sientas abrumadx pensando que no puedes usar NADA de plástico, empieza por acciones pequeñas y ve creciendo a tu propio paso. Empieza por pensar en tu día a día, y cuáles son las actividades en las que usas plástico. Las primeras que te vengan a la mente probablemente son las más fáciles de cambiar, ya que lo tienes bien identificado y lo puedes mantener muy presente a la hora de querer hacer el cambio. Poco a poco te irás dando cuenta de realmente cuánto plástico existe en tu vida, y cómo cambiarlo por hábitos más sustentables. 

Preparamos una lista de tips para ser parte de este movimiento global:

  1. Inscríbete oficialmente al reto en el siguiente link. Podrás encontrar mucha información sobre cómo dejar el plástico, y recibirás muchos tips durante el mes, y oportunidades de participar en giveaways de productos sustentables. 
  2. Haz una lista de cuando usas plástico en tu rutina diaria e investiga cuáles opciones hay para reemplazarlo. 
  3. Tómate uno o dos días antes de que empiece el reto para prepararte. Compra todo lo que necesites para que el plástico no te agarre desprevenidx. 
  4. Hay muchos productos y tiendas cero residuos que puedes encontrar, y es muy tentador querer tener todo. Haz una lista de lo que realmente necesita y busca en una o dos tiendas máximo para no abrumarte. Te recomendamos visitar verdecitos.mx o denda.com.mx
  5. Cuando vayas a comprar tu kit cero plástico asegúrate que no venga empaquetado.
  6. Ten cuidado con plásticos biodegradables, muchas veces no lo son y terminan siendo más dañinos para el medio ambiente; mejor evítalos. 

Estos son los principales productos que contienen plástico en nuestra vida diaria y cómo los puedes evitar:

  • Bebidas. Acostúmbrate a siempre salir con un termo vacío por si se te antoja un café o un frappé cuando estás fuera.
  • Frutas y verduras. Estamos seguros que ya llevas tu bolsa de tela al super, ¿verdad? El siguiente paso es llevar bolsas de tela más pequeñas para las frutas y verduras. Si de plano se te olvida, no te preocupes, las puedes poner directo en el carrito y llegando a tu casa las lavas bien.
  • Popotes. Si no puedes vivir sin ellos, puedes comprar popotes de acero inoxidable o, mejor aún, de bambú. Recuerda siempre llevarlos contigo. 
  • Botellas de agua. Lleva una botella de agua reusable, o un termo, llena cuando vayas a salir, así no caerás en la tentación de comprar botellas de plástico. En los restaurantes, siempre pide un vaso de agua, si no probablemente te traerán la botella. 
  • Nueces, cereales y frutos secos. Estos son difíciles porque siempre vienen en bolsas de plástico. Puedes ir a tiendas de mayoreo o ecológicas, llevar tus propios contenedores y llenarlos. Un ejemplo es Estado Natural. 
  • Carne. Este es un poco más difícil porque la carne siempre viene empaquetada. Cuando vayas al super, puedes llevar tus tuppers, ir a la sección de carnicería y pedir que te los llenen. Probablemente es más fácil ir directamente a una carnicería, y de esa manera apoyas comercios locales también. 
  • Limpieza del hogar. Normalmente estos productos se empaquetan en plástico, pero los puedes reemplazar yendo a tiendas a mayoreo y llevando tus propios recipientes. También hay tiendas con Desplastifícate que te lo lleva a domicilio en envases de vidrio y recogen los envases vacíos en tu siguiente pedido, siendo completamente cero residuos. 
  • Cuidado personal. Si piensas en tu baño seguramente tendrás shampoo, acondicionador, crema, jabón líquido y muchas otras cosas en plástico. No te preocupes, hay varias tiendas que venden algunos de estos productos en barra, cepillo de dientes de bambú y hasta pasta de dientes en pastillas. 
  • Pedidos a domicilio. Ahora que estamos en cuarentena, estamos pidiendo muchas cosas a domicilio, desde comida hasta ropa. Te recomendamos evitarlo lo más posible, tu cartera te lo agradecerá; y cuando pidas comida, puedes ir directo al restaurante y llevar tus propios tuppers y bolsa de tela para que te lo den ahí.

Todo esto puede sonar muy complicado, pero lo importante de recordar es que hay muchos recursos a tu disposición para poder lograr este reto. Te darás cuenta que este estilo de vida no solo es saludable para el medio ambiente, sino para ti también. Y aunque a veces puede ser abrumador, no olvides que no estás solx en esto, literalmente hay millones de personas que se están uniendo para esta iniciativa. Te invitamos a compartirnos tu experiencia de julio sin plástico en nuestro Instagram.

Si quieres aprender más de julio sin plástico, visita la página oficial.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.