¿Cuánto plástico consumes al día?

Los humanos nos hemos enfocado en crear cosas que hagan nuestra vida más cómoda y práctica. Durante muchos años, la sociedad explotó los artículos desechables: platos, popotes, pañales, pañuelos, muchos de ellos a base de plástico. Se volvió parte de nuestro estilo de vida. Estamos acostumbrados a consumir y desechar, cerrando los ojos al impacto ambiental que representan nuestros hábitos de consumo.

La situación actual nos lleva a reflexionar en cómo podemos mejorar nuestro comportamiento y buscar alternativas no sólo de productos, sino de modelos de negocio que solucionen el problema desde raíz. Este tiempo de confinamiento nos ha puesto a pensar a consumidores y marcas sobre nuestros hábitos y nos enfrentó cara a cara con las consecuencias de nuestra irresponsabilidad ambiental.

National Geographic

Sobre el plástico

Dentro de los materiales asociados a los productos desechables, más contaminantes y que tienen un impacto negativo mayor, está el plástico. Cuando el material que desemboca en el océano, afecta directamente a la vida marina por la cantidad abrumadora de material sintético que se acumula a travez de los años en su hábitat natural. Los residuos que este desprende son tóxicos, y las partículas muchas veces son tan pequeñas que no se pueden percibir con el ojo humano.

Movimientos ambientalistas suelen mostrar imágenes de tortugas, peces y caballitos de mar sufriendo por esta problemática con la finalidad de despertar en nosotros empatía. Y aunque en muchas ocasiones pueden llegar a sentir lejanas, es de suma importancia entender que también nos impacta directamente a nosotros como especie. Esta problemática ambiental es una cadena tóxica que regresa a su origen de una manera u otra.

contaminacion por plastico en el planeta
Cultura Colectiva

Un nuevo estudio en la revista Environmental Science and Technology dice que es posible que los humanos consuman entre 39,000 y 52,000 partículas de microplásticos al año.

Estas imágenes ayudan a visualizar las cifras de nuestro consumo de plástico inconsciente:

Por semana – 5 gramos

POR MES – 21 GRAMOS

CADA 6 MESES – 125 GRAMOS

al AÑO – 250 GRAMOS

CADA 10 AÑOS – 2.5 KILOS

Estas imágenes nos muestran que el plástico desechable debe quedar en el pasado. Pero, ¿cómo?

Demos una mirada al futuro. Una realidad utópica en la que todo tenga un ciclo de vida planeado, en que la tecnología sea inteligente y adaptable al medio ambiente; porque sí se puede y para allá va absolutamente todo.

Diseño Circular

Hablemos primero de la economía circular, un concepto que debemos tener tan adoptado en nuestros proyectos como la palabra innovación. Actualmente la economía se planea linealmente: extracción, fabricación, utilización y eliminación. La economía circular toma en cuenta aspectos ambientales, económicos y sociales, proponiendo que se optimicen los recursos para no agotarlos desde el origen del proceso de creación.

La propuesta es la misma para el diseño circular. No podemos seguir ignorando la cantidad de desechos que se generan a partir de la creación de soluciones para simplificar nuestras vidas y el impacto que los desperdicios de estos objetos tienen para el medio ambiente. Si bien, el objetivo es que todo el diseño migre a un proceso circular, esta migración es un cambio definitivo y no solo una tendencia que pasará de moda.

El 80% del impacto ambiental de un producto se determina durante su etapa de diseño, según estima la Comisión Europea. A partir de cifras como estas, Tim Brown, cofundador de una reconocida agencia de diseño, presentó el concepto de diseño circular en procesos de fabricación para lograr completar la transición hacia una economía circular.

Considerando el desperdicio como un error de diseño, este modelo
busca cuidar y replicar a la naturaleza en sus procesos autosuficientes.
Desde un inicio reduce, transforma, rediseña, sustituye y desmaterializa
para así lograr un ciclo cero desperdicio.

La crisis por la que atravesamos, nos tiene pensando sobre la consecuencia de nuestros hábitos actuales y cómo cambiarlos. El implementar modelos circulares en la economía y el diseño representan una viable opción para reducir nuestro consumo de plástico. ¿Conoces iniciativas o proyectos que trabajen con esta característica?

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.