La conexión que nos da vida

Una reflexión para cerrar el mes de la tierra explorando la conexión ancestral y sagrada que tenemos con la naturaleza, el origen de todo.

Días de cuarentena, días de reflexión profunda. Para muchos de nosotros, estar en casa nos ha permitido darnos cuenta de lo afortunados que somos por tener un espacio seguro para protegernos de esta pandemia. La falta de personas transitando por las calles ha hecho que las especies inmunes a este virus se manifiesten en los lugares que jurábamos eran “solo nuestros”. Ver este escenario hace que nazca una duda: ¿realmente podríamos volver al ritmo de vida que teníamos antes y  convivir con la naturaleza? Aunque a veces lo olvidamos, nuestros ancestros supieron muy bien cómo hacer crecer sus culturas, y cuidar de cada ser vivo que habitaba en sus tierras, simultáneamente. 

Juan Manuel Castellanos

La búsqueda del equilibrio entre los seres humanos y la tierra empezó hace muchos siglos atrás. Nuestros antepasados sabían que, para poder desarrollarse, tenían que ser conscientes de los recursos que utilizaban y de cómo el manipularlos podría afectar al ecosistema en el que se encontraban. Sus costumbres y prácticas estaban planificadas de tal forma que no se abusara de lo que el Planeta les proveía. Con diferentes nombres y en distintas partes del mundo, las culturas antiguas consideraban al sol, la tierra y el agua como poderosos entes que les permitían vivir plácidamente. El respeto que el hombre antiguo tenía con el espacio en el que habitaba se aferraba a lo espiritual. El ser humano no se imponía ante la Tierra ni la veía como un recurso libre para explotar, era la naturaleza la que permitía a nuestra especie vivir en armonía con las demás.

David Marcu

Hay varias razones por las que recuperar esta relación que teníamos con el planeta debería ser más que una opción o un pendiente que vamos procrastinando hasta que sea imposible ignorarlo más. En primer lugar, el ser conscientes de todo lo que nos provee la Tierra nos hace entender que ocupamos un lugar en ella y que esto trae consecuencias. Todo lo que comemos, vestimos y usamos significa el uso de recursos no necesariamente renovables, y es nuestra responsabilidad saber ¿no sería cómo utilizar estos de manera más responsable. En segundo lugar, mantener vivas nuestras raíces nos permite conocernos mejor, saber de dónde venimos y a dónde queremos llegar. Descender de culturas místicas que tenían muy presente la idea de admirar la belleza natural, debe ser sinónimo de orgullo y riqueza cultural.

Estas dos razones nos abren camino hacia la siguiente meditación: nuestra sabiduría no se debe medir por los conocimientos que tenemos en la cabeza, sino por cómo los utilizamos para hacer de nuestro mundo un lugar mejor. No es necesario ser un experto en sostenibilidad para saber que, con pequeños cambios en nuestra rutina, podemos beneficiar inmensamente a la conservación de la Tierra. 

Amanda Kerr

¿Cómo podemos empezar? Considera que cambiar es un proceso, es mejor cuando lo haces voluntariamente y de poco en poco. Empieza con aquellas acciones que sabes que podrás controlar. Por ejemplo, cuando vayas a comprar los alimentos para la semana, considera comprar aquellos productos que no vengan cubiertos de plástico de un solo uso y lleva una bolsa de tela para desplazarlos hasta tu casa. Si lo tuyo es la moda, ponte la meta de conocer y consumir de más marcas locales y sostenibles. Busca que cada prenda tenga una historia y que este negocio sea totalmente transparente y abierto para hablar de su proceso de producción. Recuerda que depende únicamente de nosotros mantener vivo a nuestro gran hogar, no hay un Planeta B. Como dice una frase del famoso historiador peruano Luis Lombreras, “Pacha Mama riqchachkanim” (Tierra Madre, estoy despertando). Todos tenemos que despertar para seguir cuidando de la naturaleza que nos rodea y nos da vida.

Juan Manuel Castellanos

ACERCA DE NUESTRA COLABORADORA

Andi Ramgon es una periodista, locutora y blogger que disfruta leer, descubrir y compartir consejos sobre cómo llevar una vida más sostenible. Su misión es hacer de la moda una industria consciente.

Es blogger en @modasostenibleperu y fundadora de @andiramgon, en ambos blogs de Instagram habla sobre moda, sostenibilidad y productividad personal.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.