Cómo aprovechar la cuarentena para transformar tu casa en un oasis sostenible

El Coronavirus ha hecho que el mundo se detenga de un momento a otro. Las personas no deben salir a la calle, a menos que sea una verdadera emergencia o por necesidad de traer alimentos al hogar. Ahora, que tu casa se ha convertido en tu refugio “antipandémico”, te invitamos a hacer de ella un paraíso consciente de los recursos que utilizas, en el que puedas tener tantos espacios de relajación como de productividad. Hoy te damos tres consejos para tener la casa soñada siendo responsables y sostenibles con nuestro planeta. 

Foto de Bench Accounting en Unsplash

Empieza por organizar la cocina.

Revisa cada repisa y cajón, tu misión será reconocer qué es lo que ya tienes (alimentos, condimentos, utensilios, etc) y dónde guardas cada cosa. Mientras llevas a cabo esta tarea, haz una lista de todo lo que vayas encontrando. Cuando por fin hayas terminado de inspeccionar tu cocina de esquina a esquina, te llevarás dos gratas sorpresas: encontrarás cada cosa que necesitas fácilmente y hacer las compras será mucho más sencillo. Cabe mencionar que también tendrás como resultado un espacio dentro de tu casa llena de equilibrio e inspiración, justo lo que necesitas para llevar una vida sana.

Foto de Tina Dawson en Unsplash

Limpia tu clóset.

Una actividad un poco más personal que involucra que estés dispuesto a dejar ir aquellas cosas que amas pero ya no son parte de tu presente. Esta tarea, que para algunos es más una terapia, no está basada en fijarse si tu ropa va acorde con lo que está de moda en estos días. Más bien, la meta es ordenar y verificar que tengamos lo suficiente para cubrir nuestras necesidades, el cual es el principio de la moda sostenible más simple de todos. Te recomendamos separar todo en tres grupos: lo que conservas, lo que donas y lo que podrías vender (recuerda que aquí amamos la moda circular). Desechar no está dentro de nuestra lista, ya que somos fieles creyentes que, con aguja e hilo, todo puede tener una segunda vida. Ese sueter viejo, escondido entre los pantalones de pijama, puede convertirse en la pieza clave de tu próximo DIY.

Foto de Sarah Brown en Unsplash

Más Cha cha chá, menos click click click.

Por más que tu hogar se haya convertido en tu nueva oficina, no significa que todo tenga que ser trabajo. Aprovecha los ratos libres para mover el cuerpo y estirar los músculos. Arma una rutina, de acuerdo a tus gustos. Si lo tuyo es bailar, pon algo de música y déjate llevar. Si te inclinas por las rutinas de gimnasio, en Youtube y en Instagram podrás encontrar tutoriales de cómo hacer ejercicio utilizando lo que encuentras en casa. Ya sea haciendo yoga o bailando ballet, todo cuenta cuando se trata de mantenerse activo. Tu cuerpo se oxigena mejor y la mochila de estrés pesará mucho menos. Un beneficio sostenible que obtendrás es la reducción en tu consumo de energía, ya que estarás un poco desconectado del Netflix y de todos los aparatos que absorben horas de nuestro día. Una forma sencilla pero eficaz de cuidar el planeta.

Foto de Joel Wyncott en Unsplash

Los días en cuarentena nos han enseñado cuánto valor tiene cada uno de nuestros pasos en las calles pero, sobretodo, nos ha hecho reflexionar sobre nuestras acciones diarias y cómo estas impactan en el planeta. Con pequeñas acciones estarás ayudando enormemente a mantener el equilibrio de nuestro primer hogar, el que ha albergado a generaciones de seres vivos y es (hasta ahora, confirmado por la ciencia) el único lugar habitable para nuestra especie: la Tierra.


ACERCA DE NUESTRA COLABORADORA

Andi Ramgon es una periodista, locutora y blogger que disfruta leer, descubrir y compartir consejos sobre cómo llevar una vida más sostenible. Su misión es hacer de la moda una industria consciente.

Es blogger en @modasostenibleperu y fundadora de @andiramgon, en ambos blogs de Instagram habla sobre moda, sostenibilidad y productividad personal.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.